Las Etapas del amor Propio

Fotografía: Pilar Brugg
Maquillaje y peinado: Gisselle Arancibia
Modelo: Jihan Jerez
Estracto del libro «Lo que me gusta de mí»

La mayoría de nosotras,  pasamos la mayor parte del tiempo en un estado de conciencia que dice: «no soy lo bastante buena». Mucha gente pasa toda su vida en ese lugar…
Otras llegan a un punto en el que dicen: ¡ya basta!
Situación que requiere fortaleza para  dirigir la mente de esa manera. Esas  afortunadas alcanzan un estado de tranquilidad que se caracteriza por la aceptación y la paz, y a menudo viene acompañado de buen humor.  La vida en general,  deja de ser estresante…
¿Quieres empezar esta transición?

Por supuesto, los desafíos siguen existiendo. Pero en este estado no gastamos energía intentando mantener una farsa, procurando gustar a la gente o intentando que nos acepten. Y resulta que así es como ahorramos energía la mayoría de personas.

  1. No soy lo bastante buena

  2. ¡Ya basta!

  3. ¡Soy bastante buena!

Veamos estas tres etapas con más detalles, según David Hamilton («Lo que me gusta de mí»).

1.ETAPA 1: «No soy lo bastante buena»

Este déficit de amor por sí mismo, que es como me refiero a esa carencia, quizás no se encuentre en el número uno de tus prioridades mentales. Sabes que está ahí, de alguna manera, pero no suele mostrarse cuando nos hallamos en un estado de vigilia. Es algo parecido a un duende vestido con una capa que se esconde tras el telón, en los recovecos de tu mente, dispuesto a saltar y dirigir la función cada vez que algo potencialmente bueno aparece en el horizonte.

Más aún, el mundo a menudo refleja cuales son tus sentimientos sobre tí misma, generalmente en la forma que tiene la gente de tratarte.

Cuando sientes que no eres lo bastante buena, a la gente le resulta más fácil aprovecharse de ti. Emites señales ocultas, según la ciencia de la victimización.

2. ETAPA 2: «Ya basta»

Tan pronto como inicias el viaje para amarte a tí misma, llegas al lugar en el que dices «basta». Ya basta de sentirte inferior. Ya basta de que te tomen la delantera ante un ascenso. Ya basta de que te acosen o se aprovechen de ti. Ya basta de sentirte insignificante. Basta de sentirte asustada. de no tener confianza. Ya basta de ceder tu poder. Y así podría seguir con muchas cosas más. Digamos tan solo que ya has tenido bastante.

En esta etapa, a menudo aparece la pasión, y  a veces los ataques de rabia. Cuando decimos «basta», nos referimos a las cosas tal como han sido hasta entonces. Decimos basta a sentirnos como nos hemos sentido. Vamos acelerar el paso y a tomar control de nuestras vidas. Y si eso representa un problema para alguien, ¡que se aguante!

Por eso, hallarse en este lugar es sano. En este momento ya no sentimos que tengamos que controlar nuestras vidas. Aunque quizá no nos gusten nuestras circunstancias actuales, nos damos cuenta de que es la única cosa sobre la que tenemos control, nos percatamos de que tenemos más poder para conformar nuestra realidad personal de lo que creíamos.

En este espacio es donde se toman las decisiones, se forjan las relaciones, se fortalecen o se rompen, se obtienen los ascensos, se buscan nuevos empleos y se descubre un nuevo respeto. Este es el lugar donde decidimos hacer cambios  sobre como vivimos.

Es el lugar donde empezamos a sentirnos libres.

3:Etapa 3: «Soy lo bastante buena»

Pasado un tiempo, la mayoría alcanzamos la etapa, «Soy lo bastante buena». Es cuando ya no tenemos ninguna necesidad de mostrar al mundo que somos las dueñas de nuestra propia vida. Lo sentimos en nuestro interior.

En esta etapa, ya no tenemos la necesidad de demostrar valía, no nos sentimos obligados a estar de acuerdo con todos, y tampoco necesitamos gustar a los demás. Resistimos mejor la vergüenza. No tenemos miedo de mostrar nuestras debilidades, un asomo de inseguridad o nuestras vulnerabilidades. Además, cuidamos de nosotras mismas. Y la vida se vuelve más fluida.

A veces esta etapa nos toma desprevenidas. Un día nos damos cuenta de que sentimos distinto desde hace tiempo. Puede pasar de la noche a la mañana, y entonces tenemos la convicción profunda y la repentina percepción de que vamos a vivir la vida de otra manera, desde un nuevo marco mental. La mayoría alcanza esta etapa durante los últimos años de su vida, aunque eso no significa que no podamos hacerlo en cualquier momento. Solo he apuntado, que la mayoría se toma un cierto tiempo para creerse que son lo bastante buenos. Algunas alcanzan ese estado liberándose; cansadas ya de la batalla. Otras emergen gradualmente a él.

Es una etapa de satisfacción en la que dejamos de resistirnos a la vida, y al hacerlo, en realidad podemos influir más en ella. También es un estado de gratitud, tanto para las personas como para los contenidos de nuestra vida.

#bodypositive #bopo #amorpropio #plussize #yomeamo #vestuario #fashionlife #fashionlove #fashionlover #fashionlovers #fashionpost #fashionshow #amorpropio

Menú